domingo, 4 de diciembre de 2016

¿Por qué los palestinos quieren demandar a Gran Bretaña? – Declaración de Blafour


El pasado Julio, las autoridades palestinas dieron el inesperado, aunque tardío paso de buscar el apoyo árabe para demandar a Gran Bretaña por la Declaración Balfour. Esta “declaración” fue el primer compromiso explícito hecho por Gran Bretaña (y por el autoproclamado Occidente en general) para establecer una patria judía sobre la ya existente patria palestina.

Hay que decir que en aras de esta racialización de la religión se ha expandido la idea de que los judíos son todos una misma raza y un mismo pueblo. Nada más alejado de la realidad, ¿Nos imaginamos un pueblo cristiano? Ecuatorianos, chinos, caucásicos, gitanos…

Aún es pronto para saber si la Liga Árabe prestará atención a la llamada palestina, o si la Autoridad Palestina seguirá siquiera adelante, especialmente considerando que esta última tiene el hábito de hacer demasiados llamamientos respaldados por poca o ninguna acción y que una cosa es hacer una demanda y otra ejercer el poder.

De todas formas, parece que el próximo año será testigo de un significativo tirón de la soga de la guerra respecto a la Declaración Balfour, cuyo centésimo aniversario será conmemorado el día 2 de noviembre de 2017.

Pero, ¿quién es Balfour, qué es la Declaración Balfour y por qué todo esto es importante hoy en día?

El Secretario Británico de Relaciones Exteriores de finales de 1916, Arthur James Balfour, prometió el territorio de Palestina a otras gentes. Esa promesa se hizo el día 2 de noviembre de 1917 en nombre del gobierno británico en forma de una carta enviada al líder de la comunidad judía de Gran Bretaña, Walter Rothschild. Es decir, se prometió la tierra Palestina a la comunidad judía blanca de Inglaterra.

En aquel momento, Gran Bretaña ni siquiera controlaba Palestina, que aún era parte del Imperio Otomano. Aún así, Palestina nunca fue posesión de Balfour como para entregársela a nadie tan casualmente. Su letra decía:

“El gobierno de su majestad ve con beneplácito el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío, y hará todo lo posible para facilitar el logro de este objetivo, entendiéndose claramente que no se ha de hacer nada que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, o los derechos políticos que disfruta la comunidad judía en cualquier otro país.” Concluyó: “Agradecería que se hiciera llegar esta declaración al conocimiento de la Federación Sionista”.

Balfour apenas actuaba por su cuenta. Es cierto que la declaración lleva su nombre, pero, en realidad, era un agente leal de un imperio con unos diseños geopolíticos inmensos, no sólo concernientes a Palestina, sino con Palestina siendo parte de un territorio árabe mucho mayor.

Tan sólo un año antes había aparecido otro siniestro documento, aunque en secreto. Estaba apoyado por otro alto diplomático británico, Mark Sykes, y, en nombre de Francia, por François Georges-Picot. Rusia fue informada del acuerdo, ya que también recibió parte del pastel otomano, el Hombre enfermo de Europa, ahora se entiende mejor en apodo,¿ no creen?.

El documento indicaba que, una vez los otomanos fuesen completamente derrotados, sus territorios, incluyendo Palestina, serían repartidos entre las potencias ganadoras.

El acuerdo Sykes-Picot, también conocido como el ·”Acuerdo de Asia Menor”, fue firmado en secreto hace 100 años, tras dos años del comienzo de la I Guerra Mundial. El acuerdo demostraba la naturaleza brutal de las dos potencias colonizadoras, que rara vez asociaban las tierras y sus recursos con las personas que las habitaban o las poseían.

La pieza central del acuerdo era un mapa marcado por líneas rectas por un lápiz gráfico de China. El mapa determinaba ampliamente el destino del pueblo árabe, dividiéndolo de acuerdo a varias suposiciones de líneas tribales y sectarias, según el entendimiento del autoproclamado Occidente de la época.

Este mapa improvisado no consistía sólo en líneas, sino también en colores, además de un lenguaje que atestiguaba el hecho de que ambas naciones veían la región árabe puramente en términos materialistas, sin prestar una mínima atención a las posibles repercusiones de separar por completo civilizaciones enteras con una amplia historia de cooperación y conflictos. Las negociaciones de Sykes-Picot se completaron en marzo de 1916 y, aunque el acuerdo era oficial, fue firmado en secreto el 19 de mayo de 1916.

La I Guerra Mundial concluyó el 11 de noviembre de 1918, y fue entonces cuando comenzó realmente la división del Imperio Otomano.

Los mandatos británicos y franceses se extendieron sobre las entidades árabes divididas, mientras que Palestina fue concedida al movimiento sionista un año después, cuando Balfour cumplió la promesa del gobierno británico, condenando el destino de los palestinos a una vida de guerra perpetua.

La hipocresía británico-occidental y su completo desprecio por la aspiración nacional de cualquier otro país fueron raramente exhibidos plenamente, como en el caso de Palestina. Comenzando con la primera ola de migraciones de sionistas, muchos de ellos de religión judía y todos blancos, a Palestina en 1882, los países europeos ayudaron a facilitar el movimiento de colonos y recursos ilegales, donde se establecían varias colonias, grandes y pequeñas.

Así que, cuando Balfour envió su carta a Rothschild, la idea de una patria judía en Palestina era bastante plausible.

Aun así, se hicieron muchas promesas fantásticas a los árabes y también a los ahora aclamados kurdos durante los años de la Gran Guerra, ya que el liderazgo árabe se unió al bando británico en la guerra contra el Imperio Otomano. A los árabes se les prometió independecia inmediata, incluyendo Palestina.

Cuando las intenciones de Gran Bretaña y su relación con los sionistas se hicieron demasiado evidentes, los palestinos se rebelaron, una rebelión que aún no ha cesado 99 años después; protestando por las horribles consecuencias del colonialismo británico y la eventual toma de posesión sionista de todo el territorio palestino, que aún se teme tras todos estos años.

Los intentos de Paltry de calmar la ira de Palestina fueron inútiles, especialmente después de que el Consejo de la Liga de las Naciones aprobase los términos del mandato británico en Palestina en julio de 1922 (que fue originalmente garantizado a Gran Bretaña en abril de 1920), sin consultar a los palestinos. De hecho, los palestinos desaparecerían del radar británico e internacional, sólo para reaparecer como obstáculos para la alianza británica-sionista, disfrazada de judaísmo.

A pesar de de las afirmaciones ocasionales, la intención de Gran Bretaña de asegurar el establecimiento de un estado exclusivamente judío en Palestina era cada vez más clara. La Declaración Balfour no fue tan sólo una aberración, sino que además preparó el terreno para la limpieza étnica a gran escala que llegaría tres años después.

De hecho, esa historia permanece en una repetición constante: los sionistas tomaron Palestina y la renombraron “Israel”; los británicos continuaron apoyándoles, aunque nunca dejaron de negociar con los árabes; y el pueblo palestino permanece siendo una nación fragmentada geográficamente entre los campos de refugiados, la diáspora, ocupada militarmente, o tratados como ciudadanos de segunda clase en una tierra en la que sus antepasados han vivido desde tiempos inmemoriales.

Si bien Balfour no puede ser culpable de todas las desgracias que han caído sobre los palestinos desde que él publicó su breve pero infame carta, la noción de que su “promesa” encarnaba – ese desprecio absoluto por las aspiraciones nacionales y los derechos del pueblo palestino árabe – esa misma carta es entregada de una generación de diplomáticos británicos a otra, de la misma forma en la que la resistencia palestina al colonialismo ha continuado y se ha extendido durante generaciones.

Esta injusticia continúa, así como la perpetuación del conflicto. Lo que Gran Bretaña, los primeros sionistas, los americanos y los subsiguientes gobiernos israelíes no llegaron a entender y siguen ignorando, es que no puede existir la paz sin la justicia y la igualdad en Palestina, y que los palestinos seguirán resistiendo tanto como las razones que provocaron su rebelión hace casi un siglo sigan vigentes.

jueves, 24 de noviembre de 2016

Israel arrasa tumbas musulmanas en Jerusalén Este


Las autoridades israelíes han demolido hoy varias tumbas en el cementerio histórico de Bab Al-Rahmeh, al este de la mezquita de Al-Aqsa, en el ocupado Jerusalén Este, según una fuente oficial palestina. Israel confiscó partes de este histórico cementerio en septiembre del 2015.

“Personal de la llamada “Autoridad de la Naturaleza Israelí” – respaldada por un gran número de fuerzas israelíes – asaltó el cementerio de Bab Al-Rahmeh y derribó ocho tumbas”, Mustafa Abu Zahra, líder del comité de preservación de los cementerios islámicos en Jerusalen contó a la Agencia Anadolu. También añadió que Israel quiere transformar el cementerio en un parque nacional para judíos israelíes.

Bab Al-Rahmeh es un cementerio musulmán que se remonta en el tiempo a más de 1.400 años. Está considerado como uno de los más importantes lugares históricos islámicos de Jerusalén Este.

El jeque Omar Al-Qiswani, director palestino de la mezquita de Al-Aqsa, denunció las constantes violaciones por parte de Israel de lugares de Jerusalén este.

“Israel afirma que las tumbas están situadas en tierras propiedad de la “Autoridad de la Naturaleza de Israel”, contó Al-Qiswani a Anadolu. “Pero Israel no tiene ninguna base histórica – o legal – como para reclamar ningún derecho sobre el cementerio”, afirmó. “El lugar es un wafq [dotación] islámico, y lo seguirá siendo”.

Israel ocupó Jerusalén este durante la Guerra de Oriente Medio de 1967. Anexó formalmente la ciudad entera en 1980, reclamándola como su capital – un movimiento que no ha sido reconocido nunca por la comunidad internacional.

domingo, 20 de noviembre de 2016

Netanyahu cree que la paz con palestinos llegará del mundo árabe


El primer ministro de la ocupación israelí, Benjamín Netanyahu, dijo este miércoles al presidente italiano, Sergio Mattarella, que la paz con los palestinos llegará desde el mundo árabe, con el que la entidad sionista está estrechando sus relaciones en los últimos años.

“Se está produciendo un cambio inmenso en el mundo árabe. El cambio consiste en que muchos países árabes no ven a ´Israel´ como un enemigo, sino como un aliado, algunos como un aliado esencial contra el terrorismo y el islam militante, encabezados por Irán y Daesh”, según la expresión de Netanyahu.

De acuerdo a las palabras de Netanyahu, será esta aproximación al mundo árabe la que traiga “la paz” (con los palestinos) y no a la inversa como “Israel” creía hasta ahora.
“Ahora creo que es más probable no que la paz con los palestinos vaya a conducir a la paz con el mundo árabe más amplio, sino que el acercamiento al mundo árabe conduzca a la paz con los palestinos”, declaró.

La entidad sionista ha estrechado las relaciones con varios regímenes árabes de Oriente Medio, en especial con Arabia Saudí, por considerar que “ambos tienen enemigo común”, en referencia a Irán.

Netanyahu también considera que el principal obstáculo a la paz no son los asentamientos (“el conflicto comenzó cincuenta años antes que los asentamientos”) sino la negativa del presidente palestino, Mahmud Abbas, de reconocer a la entidad sionista “Estado judío”, una de las demandas de Netanyahu, que bloquea el reinicio de negociaciones desde 2014.

Mattarella se encuentra de visita oficial en la región desde el domingo y ayer se entrevistó en Belén con Abbas, quien le subrayó por su parte que la paz es un “objetivo estratégico” de su gobierno pero que sólo se puede lograr con el fin de la ocupación israelí.


domingo, 13 de noviembre de 2016

Israel obliga familia palestina para demoler casas

Esta foto muestra los escombros de casas palestinas destruidas por las fuerzas israelíes en la ciudad de Beit Jala 16 de agosto de 2016.
El régimen israelí ha obligado a una familia palestina de 12 miembros, entre ellos seis niños, para demoler sus dos apartamentos en el este de Jerusalén al-Quds.

De acuerdo con un informe de la agencia de noticias Ma'an, el régimen no dejó ninguna opción para la familia de Abd al-Latif Jaabis sino para arrasar las viviendas en barrio de Jabal al-Mukabbir el domingo, de acuerdo con una orden judicial israelí.

En agosto, el al-Quds Tribunal de Distrito de Jerusalén ordenó la demolición de los apartamentos que afirman que no habían sido construidos con los permisos apropiados, agregó el informe.

De acuerdo con Jaabis, el padre de la familia, la municipalidad de Jerusalén les había dicho que destruir los apartamentos en sí o tenían que pagar una cuota adicional para grupos de demolición israelíes, una práctica habitual impuesto por Tel Aviv contra los palestinos con respecto a la demolición de viviendas en el distrito de Jerusalén .

Jaabis dijo además que hace diez años habían construido los dos apartamentos, uno que pertenece a él y otro para su padre y hermano.Añadió que durante años también trataron en vano de obtener el permiso de los hogares, el pago de más de 13.000 dólares en el proceso.

La ocupada Cisjordania ha visto un aumento sin precedentes en la demolición de hogares palestinos este año, con el número de edificios destruidos en la primera mitad de 2016 ya de pie mucho más allá del número total de las demoliciones llevadas a cabo en todo el año 2015.

De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas, Israel ha realizado más de 1.383 palestinos sin hogar desde enero como consecuencia de las demoliciones en los territorios ocupados, en comparación con 688 palestinos desplazados internos durante todo el año 2015.

Las autoridades israelíes rara vez se expiden permisos de construcción de viviendas para los palestinos, obligando a muchos a construir viviendas sin conceder los llamados permisos.

El régimen de Israel ha acelerado la demolición de casas palestinas. Por otra parte, de acuerdo con los estadounidenses por la Paz Ahora, el número de asentamientos israelíes ha crecido dramáticamente en los últimos 20 años, con la construcción de 11.000 nuevas viviendas para colonos autorizados bajo el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Más de medio millón de israelíes viven en más de 230 asentamientos ilegales construidos desde la ocupación israelí de 1967 de los territorios palestinos de Cisjordania, incluida Jerusalén oriental al-Quds.

Todos los asentamientos israelíes son ilegales según el derecho internacional. Tel Aviv ha desafiado las llamadas para detener la expansión de los asentamientos en los territorios palestinos ocupados.

Fuente. Presstv.ir


martes, 8 de noviembre de 2016

Impactante video muestra el interrogatorio israelí a un adolescente palestino de 13 años

Publicado el 11 Noviembre 2015 Por Arabia Watch (author): Lugar(es): Jerusalén
Foto de Ahmad Manasra, de 13 años, cuando fue trasladado por guardias israelíes a una instalación cerrada, donde se encuentra detenido (fotografía: Twitter)


El vídeo, en el que se puede ver cómo se le grita repetidamente a Ahmad Manasra y acusándolo de intento de asesinato, ha provocado una fuerte respuesta por parte de los palestinos, muchos de los cuales han utilizado las redes sociales para expresar su horror ante el tratamiento al que se somete al adolescente en un duro interrogatorio. El vídeo también ha provocado la indignación de los grupos de derechos humanos que insisten en que el caso se ha politizado y las normas de derechos humanos relacionadas con el tratamiento de los menores no se están siguiendo.

Manasra fue arrestado el 12 de octubre después de su presunta participación en un ataque punzante con su primo, Hassan Manasra de 15 años, en el asentamiento judío de Pisgat Zeev en el este de Jerusalén.

Dos israelíes resultaron heridos en el ataque. Hassan fue asesinado a tiros en el lugar por la policía, con los medios de comunicación israelíes alegando que Manasra fue atropellado por un coche cuando intentaba huir.
El presidente palestino, Mahmoud Abbas más tarde causó controversia al decir que el adolescente había sido ejecutado por las fuerzas de seguridad israelíes, aunque las autoridades israelíes lo negaron rápidamente y publicaron imágenes de Manasra acostado en una cama de hospital del Centro Médico de la Universidad Hadasseh en Ein Karem, Jerusalén.

La ONG israelí Médicos por los Derechos Humanos criticó la medida en el momento, argumentando en un comunicado que la decisión del gobierno israelí de publicar fotografías de Manasra eran puramente políticas.

"El hecho es que es una foto de un menor en custodia que fue fotografiado sin la autorización de sus padres", lo cual supone una violación de las leyes de derecho de privacidad y de menores, dijo el comunicado. "Aún más preocupante es que, según se informa, las instrucciones (de publicar la foto) vinieron directamente de la oficina del ministro de Salud (Yaakov Litzman) y que la imagen en sí fue distribuida por la Oficina del Primer Ministro”.

El 30 de octubre, el tribunal de distrito de Jerusalén acusó a Manasra de dos cargos de intento de asesinato. Por ley, no puede ser encarcelado hasta que cumpla 14 años, pero la fiscalía rechazó la petición de su familia para que se mantuviera en arresto domiciliario hasta entonces, y Manasra actualmente se encuentra recluido en un centro cerrado.

En un testimonio inicial, que no se ve en el video, Manasra niega su participación, alegando que fue su primo quien apuñaló a las dos víctimas, y diciendo que odia ver sangre.

En el interrogatorio filmado posterior, que no pudo ser verificado independientemente, se ve al interrogador ejerciendo de “poli bueno, poli malo”. El primer vídeo muestra al interrogador gritando a Manasra e insultándolo, antes de hacerle preguntas sobre sus motivos para llevar a cabo el ataque.

"Yo te voy a mostrar un video que prueba que estás mintiendo. ¡Cállate!", grita el interrogador.

Manasra a continuación, trata de responder antes de ser cortado, "¡Cállate! Usted es un mentiroso! Después de que ellos fueron apuñalados, se le encontró con un cuchillo como este ", dice el interrogador, fingiendo blandir un cuchillo con la mano.

En el siguiente vídeo, el interrogador asume una actitud tranquila, incluso amable, y le dice con calma a Manasra de lo que ha sido acusado. Cuando le dice al adolescente que él mismo también ha sido acusado de ayudar al enemigo durante la guerra, la declaración confunde claramente a Manasra.

"¿Qué guerra?", pregunta el adolescente palestino, "¿Qué tengo que ver yo con una guerra?".

El siguiente video muestra al interrogador gritando nuevamente, mientras apunta a las supuestas imágenes del incidente.

El visiblemente angustiado Manasra intenta responder diciendo que él y su primo no estaban en esa calle específica, pero el interrogador le grita repetidamente.

Después, Manasra comienza a golpearse repetidamente la cara, gritando que él no puede recordar nada de ese día, mientras el interrogador continúa gritándole que debía recordar.

"No recuerdo, nada. Por el amor de Dios, creedme!", dice, "Me desperté al día siguiente, a las cuatro. Me dí un golpe en la cabeza. No me acuerdo! ¿Qué me está pasando?”.

"Todo lo que has dicho es verdad", dice el adolescente, "De acuerdo con el vídeo que me has mostrado, es cierto. Pero no me acuerdo. Eso es. Admito que lo he hecho, ¿qué más quieres de mí?”.

Leah Tsemel, abogada de Manasra, dijo que el comportamiento del interrogador que está interrogando a un menor es inadecuado. Ella ha pedido una investigación sobre el caso.

Según el derecho internacional, un niño no puede ser interrogado sin la presencia de sus padres o tutores. Según Tareq Barghouth, otro abogado de Manasra, el menor no ha estado en contacto con su familia desde el día del ataque y ha estado recluido en un centro de menores en Galilea.

Barghouth previamente dijo a los medios palestinos locales que el adolescente había sufrido abuso verbal y psicológico por parte de los funcionarios de prisiones israelíes.

"Amenazaron con matarlo, con demoler su casa, y encarcelarlo", dijo Barghouth. "Ellos escupen sobre él. Uno de los funcionarios, abrió una videoconferencia por ‘Skype’ con su novia, y ella también comenzó a insultarlo a través de Skype.

Barghouth mantiene la inocencia de Manasra, diciendo que a pesar de que llevaba un cuchillo en el día en cuestión, fue su primo Hassan quien apuñaló a los israelíes.

Tsemel también estaba considerando emprender acciones legales en contra de los medios israelíes que publicaron la imagen de Manasra.

La fecha del video se desconoce, ni está claro si alguien en el gobierno israelí es responsable de la filtración de las imágenes.

En una breve entrevista concedida por los padres de Manasra expresaron su incredulidad ante las acusaciones que recaen sobre su hijo. "Un niño de 13 años, no puede apuñalar adecuadamente", dijo su padre, "Él no tiene el físico ni la fuerza mental para hacerlo. Es todo mentira (de Israel)".

"Ojalá yo pudiera abrazarlo", dijo.

La próxima cita de Manasra en la corte está fijada para el 6 de diciembre.



Fuente: http://arabia.watch/es/sept2014/geopolitica/3173/Impactante-video-muestra-el-interrogatorio-israelí-a-un-adolescente-palestino-de-13-años.htm

Un ilegal tribunal en Jerusalem ocupada condenó a 12 años de cárcel a un niño palestino de 14 años. Vídeo de la tortura


Luego de 1 año de una agobiante y tortuosa cárcel israelí el niño palestino Ahmad Manasra de 14 años fue ‘condenado hoy lunes a 12 años de prisión efectiva y una multa de $47,187 dólares’ por un ilegal tribunal israelí de Jerusalem ocupada. 

El niño Ahmad, tenía 13 años cuando caminaba junto con su primo Hassam Khalid Manasra de 15, cuando fueron provocados por chicos colonos judíos del ilegal asentamiento de Pisgat Zeev en el barrio de Beit Hanina de Jerusalem. 
En el enfrentamiento 2 de los colonos de 13 y 21 años fueron heridos con un objeto punzante, como represalia, los soldados de la ocupación que se encontraban en el lugar comenzaron a disparar matando a tiros al chico palestino Hassam de 15 años, mientras, que Ahmad temeroso intentaba huir del lugar un fundamenta-lista colono sionista lo atropelló con su auto para evitar que se escape dejándolo gravemente herido. 
Tendido en el piso y sangrando tuvo que soportar a decenas de colonos que lo insultaban y amenazaban hasta que fue encarcelado por las tropas. El tribunal con inmoral astucia espero hasta el pasado mes de enero para que Ahmad -en prisión- cumpliera 14 años para sentenciarlo como lo hizo hoy a 12 años de cárcel con los cargos de apuñalamiento’. 
El juez que no tiene jurisdicción para juzgar palestinos y menos en Jerusalem por ser parte de la potencia ocupante, rechazó en varias oportunidades los recursos del abogado del menor y en su sentencia dijo que “el hecho que él es un menor de edad no se le confiere inmunidad contra el castigo, particularmente cuando se comete un delito grave”. 

Actitud deplorable del tribunal: Con doble actitud los soldados que asesinaron a sangre fría a Hassam, no fueron juzgados ni apresados por el crimen, tampoco el colono que atropelló y dejó gravemente herido al niño Ahmad, fue apresado y mucho menos el tribunal interpeló a los servicios de seguridad israelíes que torturaron al niño para que reconozca su propia culpabilidad y firmara en idioma hebreo (ajeno a su idioma árabe) su responsabilidad, ver el agresivo Vídeo.


مشاهد مسربة لتعنيف الإحتلال للأسير الطفل أحمد المناصرة خلال التحقيق


Ahmad Manasra ... Israeli brutality exposed


Tomado de : http://jerusalem-palestina.blogspot.com/?spref=tw

domingo, 6 de noviembre de 2016

ONU se muestra preocupada por escalada de crímenes de Israel

Soldados del régimen de Israel detienen a un palestino. 
La Organización de las Naciones Unidas (ONU) expresó su preocupación por la escalada de crímenes de los israelíes contra los palestinos.

Según un informe publicado por la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCAH), publicado el jueves, en las últimas dos semanas, un gran número de palestinos fue asesinado, herido y detenido por el régimen israelí bajo el pretexto de atacar a las fuerzas de dicho régimen.

De acuerdo con OCHA, los ataques de las tropas israelíes contra diferentes partes de la ocupada Cisjordania dejaron 2 muertos, 115 heridos, entre ellos 22 niños, y 295 detenidos.

El informe también indica que las fuerzas del régimen de Tel Aviv atacaron 178 veces en dicho tiempo varias partes de Cisjordania y la ocupada Al-Quds (Jerusalén).
Soldado israelí detiene a un niño palestino durante una protesta en la ocupada Cisjordania.
En esta misma línea, la destrucción de 70 edificios palestinos bajo el pretexto de la falta de permisos de construcción acabó con el desplazamiento de 345 palestinos, entre ellos 153 niños.

Al respecto, el coordinador de la ONU para Asuntos Humanitarios en los territorios ocupados palestinos, Robert Piper, instó a las autoridades del régimen de Israel poner fin a estos crímenes.

Israel siempre ataca al pueblo palestino con el objetivo de ejercer presión sobre la población palestina para lograr sus objetivos expansionistas.

El aumento de estos ataques, así como la violación de la Mezquita Al-Aqsa, tercer lugar sagrado del Islam, por parte del régimen israelí han causado la resistencia palestina y la tercera Intifada de Al-Quds en octubre de 2015.

Desde esta nueva movilización, las fuerzas israelíes han asesinado a más de 220 palestinos.

Fuente: Hispantv.com